DISFRUTAR DE BARCELONA SIN PRISA, PERO SIN PAUSA

Disfrutar de Barcelona | No os descubriremos nada nuevo si afirmamos que la actual pandemia mundial del Covid-19 nos ha cambiado la vida a todos de manera radical. Y de un día para otro.

Actividades que hasta hace unos meses formaban parte de nuestro día a día (como visitar a la familia, tomar un café junto a los compañeros del trabajo o organizar una escapada de fin de semana a algún rincón de Europa) se han convertido casi en una quimera, y nos hemos visto obligados a adaptar nuestra forma de vida a una impuesta y mal llamada “nueva normalidad”.

Una agenda viajera diferente para 2021

Entre todas las cosas que han cambiado, entre las que está nuestra manera de relacionarnos o nuestra manera de disfrutar de la vida, viajar es una de las que se ha visto más afectadas. Lanzarte a reservar un billete de avión, de tren o plantearte iniciar un largo viaje en coche para descubrir el mundo, y dormir en los lugares más recónditos del planeta, han pasado a ser casi un imposible.

De ahí que, los que soñamos en viajar y descubrir mundo hayamos tenido que aparcar buena parte de nuestra agenda de pendientes para un futuro, y centrarnos en planear una agenda viajera para 2021 lo más cerca de casa posible.

En este sentido, en Barcelona en horas de oficina hemos recuperado la idea con la que creamos este blog, y hemos vuelto a poner a Barcelona entre nuestras prioridades más inmediatas. A la pregunta de “por qué escribimos sobre Barcelona”, la respuesta es “porque hay muchas personas que sueñan con venir a visitar la ciudad, y nosotras tenemos la suerte de tener la ciudad con sólo poner un pie en la calle”.

Disfrutar de Barcelona

La Rambla de Barcelona a la altura del Pla de l’os

A la pandemia tenemos muy pocas cosas que reconocerle, pero no podemos negar que nos ha obligado a vivir el presente, junto a nuestra gente y en nuestra ciudad, poniendo de manifiesto la necesidad de saber disfrutar de las pequeñas cosas que nos rodean, y volverlas a saber apreciar. Y entre ellas está volver a recorrer, descubrir y disfrutar de Barcelona sin prisa, pero sin pausa… Sin dejar de ser optimistas pensando en el futuro, con la certeza de que podremos volver a viajar.

Pero de momento, siguiendo la pauta de “distancia-manos-mascarilla”, redescubrir Barcelona es toda una alternativa.

Pequeñas “grandes” actividades a realizar en Barcelona

Paseo por la ciudad de Sant Gervasi a la Barceloneta

La disminución de la llegada de turistas ha hecho que pasear por una Barcelona sin aglomeraciones vuelva a ser de lo más interesante, por ello os proponemos un paseo desde Upper Diagonal, recorriendo parte de l’Eixample y del Barri Gòtic, con la finalidad de llegar hasta el mar. Un paseo para los que les gusta caminar sin miedo a cansarse.

Iniciando el paseo en la calle Balmes (a la altura de plaça Molina), podemos llegar hasta la Diagonal, bajar por Rambla Catalunya (o Passeig de Gràcia) hasta llegar a plaça Catalunya, y desde allí seguir bajando hasta el mar bien por la Rambla hasta Passeig Colom, o elegir Avinguda del Portal de l’Angel y sumergirnos en la antigua Barcino hasta Pla de Palau.

Disfrutar de Barcelona

El Pont del carrer del Bisbe: un lugar icónico de la Barcelona más turística

Lugares qué ver: Diferentes casas modernistas, tiendas de lujo, el centro de Barcelona, la Rambla, el Moll de la Fusta, el trazado de la antigua Barcino, la Catedral, la Basílica de Santa Maria del Mar, la Llotja de Mar y las diferentes playas de Barcelona.

Disfrutar de unas panorámicas diferentes, desde los miradores

Barcelona es una ciudad de miradores panorámicos: El Tibidabo, Montjuïc o alguno de sus siete “turons”, además de alguna que otra terraza de hotel a la que poder subir para disfrutar de las panorámicas desde el mismo centro de la ciudad.

Animaros a elegir uno y subir a disfrutar de la ciudad a vista de pájaro.

El Gòtic y el Raval sin aglomeraciones

El Gòtic y el Raval son dos de los barrios más famosos de la ciudad y, hasta antes de la llegada de la pandemia, los más concurridos por el turismo que visita la ciudad.

Ahora sus calles están prácticamente vacías, y es un momento excelente para pasear y fotografiar el carrer Montcada, la plaça Felip Neri o el carrer del Bisbe sin nadie que se interponga entre tu cámara y el punto de foto.

Disfrutar de Barcelona

Disfruta de Barcelona a vista de pájaro desde algunos de sus miradores naturales, o desde la terraza de algún hotel.

De compras por Gràcia y Sants

Tanto Gràcia como Sants son dos distritos de Barcelona que tienen sus orígenes en antiguos pueblos que rodeaban Barcelona (el Pla de Barcelona), y que fueron absorbidos tras el derribo de las murallas que rodean la antigua ciudad.

Una de sus principales características es que, formando parte de la ciudad, han sabido mantener su carácter propio, con el añadido de ser dos ejes comerciales de los más destacados fuera del centro de la ciudad.

Prendas de vestir, zapatos, muebles, menaje para el hogar, gastronomía… Un variado y excelente surtido de artículos de comercio de proximidad.

Museos y exposiciones

¿Cuántas veces nos hemos quejado de que no podemos visitar nuestra propia ciudad porque las colas de turistas son interminables? Ahora no tenemos excusa: los museos están abiertos y dispuestos a ofrecernos la mejor oferta cultural posible.

Muchos, lamentablemente, han reducido hasta en un 90% el número de visitantes -especialmente los turismodependientes como el Museu Picasso-, por lo que puede ser una excelente oportunidad para disfrutarlos solo para nosotros.

La pandemia también ha hecho que la cultura tenga que reinventarse, y lo ha hecho. Pero necesita de nuestra participación y de nuestras visitas.

Disfrutar de Barcelona

En la imagen el cuadro de Ramon Casas “Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem”, y la escultura de “Nu femení” de Josep Llimona. MNAC.

Pasar una tarde o una noche en un hotel de la ciudad

La imposibilidad de acoger a turistas ha hecho que los hoteles de Barcelona que no han tenido que cerrar se hayan visto obligados a ofrecer actividades dirigidas al público local.

En este sentido, entre las ofertas que han diseñado hay algunas que no nos deben dejar indiferentes, como la opción de poder ir a comer a sus restaurantes y alojarse durante unas horas en alguna de sus habitaciones premium, o ir a cenar y quedarte a pasar la noche en el propio hotel.

Es la oportunidad perfecta para disfrutar de la oferta turística de nuestra propia ciudad, darnos un pequeño gran lujo, así como apoyar uno de los sectores que tan mal lo está pasando por la pandemia. ¡Disfrutemos que nos lo hemos ganado!

Grandes esperanzas

“No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Esto significa que vives”. Franz Kafka…

Y siguiendo con la frase de alguien que nos hace recordar lo “kafkiano” del momento, en el que nos hemos visto obligados a rediseñar el presente y adaptar nuestra manera de vivir a esta realidad tan de ciencia ficción, nosotras vamos preparando las maletas y completando nuestra bucket list de lugares que visitaremos con mascarilla y gel hidroalcohólico en la maleta (al menos durante un tiempo).

Dicen que la mejor parte del viaje es volver. Mientras no despega el avión, nosotras ya estamos disfrutando de una vuelta anticipada.

 

Este post se ha escrito en colaboración con Hoteles.com, pero todas las opiniones que se recogen son nuestras.

 

También te puede interesar:
Y por fin… Santa María del Mar
Callejeando por la Barcelona de Miró
Un simple paseo por Barcelona
Un paseo fugaz de media hora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.