PANORÁMICAS DESDE NUESTRO PARTICULAR MIRADOR DE BARCELONA

Panorámicas sobre Barcelona | Si algo tiene Barcelona es que, a falta de rascacielos para observarla desde las alturas -como ocurre con NYC-, tiene miradores cual rascacielos creados por la propia naturaleza. Unos miradores que te permiten observarla desde la distancia (como pueden ser los del Tibidabo o de Montjuïc), o desde el corazón de la propia ciudad, donde encontrarás los miradores de “els seus set turons” (siete  colinas).

Panoràmiques

Vistas panorámicas sobre el Turó de la Rovira, el Turó del Carmel y el Turó del Coll, desde Plaça Molina

Se perdió el Factor Oh!

La verdad es que no tenemos intención de parar a enumerarlos, ya que para ello existen guías, blogs y muchísimos artículos periodísticos que te invitan a descubrirlos. Nuestra intención es reivindicarlos en origen, y digo reivindicarlos porque ya no son lo habían sido en un tiempo. Siguen ofreciendo la posibilidad de pararte a observar la ciudad desde las alturas, pero han perdido ese Factor Oh! que tenían años atrás.

Y os preguntaréis qué ha pasado. Pues que se han masificado, han perdido el encanto que tenía el poder descubrirlos por primera vez, y han dejado de ser nuestros, para ser de ellos. De los que hace años ni sabían que existían, y que ahora lo único que valoran es llegar allí como sea para posturear en redes sociales.

Quizás sea una moda que pase o, bien al contrario, una tendencia que ha venido a quedarse en el tiempo. No lo sabemos. Lo que sí que es cierto es que han dejado de ser lo que fueron.

Panoràmiques

Vistas panorámicas desde el Turó de la Rovira, a donde ni los taxistas querian subir en época de barracas.

El Turó de la Rovira y la Muntanya Pelada

Un lugar al que nadie -ni siquiera los taxistas- querían subir en los años 60 y 70, hoy en día es un punto de reunión de aquellos que encuentran muy top “hacer botellón” con Barcelona a sus pies.

El Turó de la Rovira, a pesar de las dificultades que se se han mantenido en el tiempo con relación a la movilidad privada para su acceso, aún hoy (¿o era hasta hace unos meses?) es destino obligado para mil y un turistas que se sienten atraídos por descubrir la Barcelona alejada de los círculos turísticos, contribuyendo a convertirlo en parada obligada durante el recorrido por la ciudad, o destino final para ver el anochecer, a pesar de que en Barcelona el sol tiene la costumbre de ponerse justamente en el punto contrario a donde miran todos los que suben allí.

Un turismo poco sostenible que no busca el encanto del lugar, sino hacerse la foto que publicarán en sus redes.

Panorámiques

Vistas panorámicas sobre Barcelona desde el Turó del Carmel

Justo al lado está el Turó del Carmel, o el de la “muntanya pelada” como lo conocemos popularmente dada su falta de vegetación. Al contrario de lo que ocurre con el Turó de la Rovira, éste se encuentra a salvo de masificaciones por la dificultad en el acceso a la parte superior… A pesar de que, no por ello, te encuentres algún que otro foráneo por allí.

Sorprende que, estando como está a un tiro de piedra del Park Güell, se haya podido mantener mucho más a resguardo que su colina gemela.

Panoràmiques

Vistas panorámicas de l’Eixample y Gràcia desde el Turó del Carmel

El mirador de Sarrià

Será porque se encuentra en plena curva de una carretera (y te lo encuentras sin buscar), porque es habitual lugar de rodaje (y suele aparecer en más de un anuncio publicitario), o porque a muchos foráneos les pilla de camino al Tibidabo (y sus acompañantes les suelen llevar para que lo conozcan), el hecho es que el mirador de Sarrià, que era prácticamente desconocido para los barceloneses, se ha convertido en un lugar en el que se rifan los espacios para dejar el coche y luchar por ganar un lugar para posturear y hacerse el obligatorio selfie.

Panoràmiques

Panorámicas desde el Mirador de Sarrià

El resultado -dado que tarde sí y tarde también suele estar invadido de visitantes- es que queda completamente tapizado de residuos y basura que, incluso han empezado a “decorar” el desnivel arbolado que tiene a sus pies, y que llega hasta el tramo inferior de la carretera de Vallvidrera.

No obstante, parece ser que el Ajuntament de Barcelona ha puesto finalmente “seny” en el asunto y, con la excusa de la Pandemia y las restricciones, ha delimitado el espacio con bloques de hormigón, controlando de esa manera el acceso de vehículos. Con lo que se ha conseguido empezar a evitar los peligros innecesarios e las imprudencias automovilistas que se solían dar en una de las curvas más cerradas que hay en la carretera que te lleva de Sarrià hasta Vallvidrera, y que es nuestra habitual (y gratuita) vía de comunicación para los que accedemos a Barcelona desde Sant Cugat del Vallès.

No todo está perdido | Lugares secretos

Solo he querido incluir dos miradores en mi crítica, ya que por diferentes razones de vida son con los que más me identifico, pero estoy segura que si analizásemos uno por uno, todos tendrían algún elemento que ha hecho que pierdan la personalidad que tenían antiguamente.

A pesar de todo, no todo ésta perdido. Todavía quedan lugares “secretos” a donde poderte escapar sin cruzarte prácticamente con nadie, y sentarte a pensar y a disfrutar de las vistas panorámicas en soledad.

En Barcelona en horas de oficina tenemos el nuestro. Un lugar que nos regaló la vida hace más de cuarenta años y que todavía sigue ahí. No lo vamos a revelar porque es nuestro secreto, pero no podemos por más que compartir las panorámicas que nos regala cada vez que vamos de paseo por allí.

Panoràmiques

Nuestro balcón privado de panorámicas sobre Barcelona

Las otras panorámicas de Barcelona

Tanto Collserola como Montjuïc son dos de los lugares ideales para investigar e ir descubriendo rincones sorprendentes. Y si tu economía te lo permite, no dejes de disfrutar de Barcelona a vista de pájaro desde alguna de las terrazas de hoteles que hay por la ciudad, que dada la situación actual más de uno te agradecerá que vayas a visitarlos y a degustar alguna bebida o comida con la ciudad a tus pies. Pero también hay que tener en mente otros lugares que te pueden ofrecer una panorámica inesperada o un sorprendente punto de foto panorámico de la ciudad.

Uno de esos lugares, o mejor dicho característica de la ciudad, es la inclinación de alguna de sus calles. Sabemos que Barcelona no es San Francisco, pero tiene más de una lo suficientemente empinada como para ofrecerte alguna que otra vista Factor oh!. No dejes de volver la vista atrás cuando pasees por lugares como el carrer del Císter, el carrer de Molist, o incluso el mismo carrer Muntaner.

No todas las vistas sorprendentes las encontrarás en los lugares a los que va todo el mundo. Si sabes observar y buscar, seguro que puedes encontrar “tu lugar secreto” desde donde tener esa panorámica exclusiva que no todo el mundo ha descubierto. Aquí te dejamos unas cuantas.

Supongo que el haber vivido 25 años en un edificio con vistas hacia el Tibidabo y hacia el mar han marcado esa necesidad de buscar siempre algún punto nuevo en la ciudad desde donde seguir gozando visualmente de ellos.

Habrá una segunda parte

La verdad es que este post iba a ser mucho más extenso, pero debido a las restricciones de movilidad por los confinamientos (y que en casa cumplimos responsablemente), vamos a tener que espera a ampliarlo más adelante, y a redactar una segunda parte, aprovechando la ocasión para ir de visita al Putxet y al Monterols, dos de los miradores que quizás más han sabido guardar su privacidad, ya que no suelen salir en guías turísticas, y se mantienen reservados para los que viven en los alrededores. Con el incentivo añadido de regresar a los años de infancia, cuando eran unos de mis jardines de referencia estival, junto al Parc Moragas y al Turó Parc.

Pero eso, como siempre suelo decir, ya es otra historia…

Aquí os enlazo tres artículos de lo más interesante, por si alguien se anima a recorrer la Barcelona dels “turons”, eso sí, respetando al máximo cada uno de ellos:

Ruta dels 7 (+1) turons de Barcelona
Els turons barcelonins: quants són? Quin es el més alt? I el més baix?
Wikiloc | Els set turons de Barcelona

Galería fotográfica

Panorámicas

Vistas panorámicas desde la Clínica Quirón de la plaça Alfonso Comín

Panoràmiques

Vistas panorámicas hacia la Sagrada Familia y la Torre Glòries desde la plaça Molina

Panoràmiques

Vistas panorámicas sobre Barcelona desde la fachada superior del cementeri de Montjuïc

Panorámicas

Vistas panorámicas desde la calle Santuari, en el barri del Carmel

Panorámicas

Vistas panorámicas nocturnas sobre Barcelona desde el Gran Hotel La Florida

Panorámicas

Panorámicas nocturnas sobre la Plaça Borràs de Sarrià

Panoràmiques

Vistas nocturnas desde el barri del Poblenou (Foto: Regalo de Sandra Mariages)

 

También te puede interesar:
Un castillo sin princesas, pero con barones
Barcelona, plató de cine
Frédéric Mistral nos observa desde Montjuïc
Panorámicas desde el H1898
Historia y panorámicas desde el Castell de Monjuïc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.