EXPEDIENTE ERASMUS

Septiembre está cada vez más cerca, y cada día queda menos para que llegue el primer post de mi experiencia Erasmus ya por tierras holandesas. Aunque había prometido contaros sobre mi camino hacia el Erasmus en Groningen de manera más continuada, los últimos meses han sido muy exigentes tanto por trabajo como por estudios, y lo he tenido un poco complicado. Pero, finalmente, una parte de esas obligaciones han llegado a su fin tras cerrar un nuevo año académico, y puedo volver a dedicarme a escribir en el blog.

Desde febrero el proceso de solicitud del Erasmus ha seguido su marcha, pese a algún que otro contratiempo que más adelante os contaré. Superados los primeros trámites burocráticos, ahora estoy a la espera de recibir la letter of acceptance (carta de aceptación), para comenzar con la búsqueda del lugar en dónde residiré y empezar a informarme sobre otros temas, nada baladíes, como medios de transporte para moverse, lugares donde comer o comprar comida, entidades bancarias… No es lo mismo ir de turista un par de semanas, que pasarte seis meses viviendo en una ciudad. Es bueno dejar un margen para la improvisación, pero siempre ayuda ir algo preparado.

Expediente Erasmus

¿Dónde residiré durante mi estancia en Groningen?

Hasta la fecha, la principal gestión que he llevado a cabo ha sido la cumplimentación de la Application letter for incoming exchange students (carta de solicitud para los alumnos de intercambio), que consiste en detallar aspectos diversos de la vida académica: como los estudios, la universidad de procedencia o las aptitudes en cuanto a idiomas. Además, y más importante que esta información, son los documentos que hay que adjuntar dentro de la carta. En general, este procedimiento varía en función de los requerimientos de la universidad de destino y, en el caso de la Hanze University, los documentos son tres.

Transcript of records

El Transcript of records(certificado de notas) es el documento donde se muestra el expediente académico con las notas de las asignaturas y créditos realizados y aprobados en cursos anteriores. En mi caso concreto, como la Hanze University pedía que el documento estuviese emitido en inglés, la Oficina de Intercambio de la UAB, me facilitó el certificado.

Learning agreement

El Learning agreement (acuerdo de estudios) es un documento oficial de la Unión Europea a través del cual se rige el intercambio, un documento en el que se pueden realizar cambios e ir añadiendo información hasta la fecha de vuelta, en que se cierra completamente la gestión. En la primera fase de este acuerdo, que se emite una vez recibido el visto bueno por parte de la tutora de Erasmus de la Facultad, se especifican los créditos que se van a cursar y las convalidaciones correspondientes con las asignaturas de la universidad de procedencia. Respecto a las siguientes fases, ya os lo explicaré.

ID-CARD

El trámite que en principio es el más fácil (incluir una fotocopia del documento nacional de identidad [al ir a los Países Bajos, no es necesario el pasaporte]), es el que me ha traído más dolores de cabeza y estrés. Sabemos que la burocracia suele ser compleja y, la mayor parte de las veces, presenta contratiempos que requieren de tiempo para solucionarlos.

Pues bien, tras presentar toda la documentación requerida dentro del plazo, una vez expirado éste (1 de junio) recibí un correo electrónico desde la Universidad de Groningen en el que me avisaban que, dado que el carnet tenía fecha de caducidad a mediados de julio de 2016 y en septiembre no estaría vigente, el sistema no les permitía validar mi inscripción hasta disponer de un nuevo documento válido para todos los meses de mi estancia en el extranjero. ¡¡Horror!!  Y entonces empezó el via crucis. El pasaporte también me caducaba en la misma fecha, por lo que tampoco podía usarlo. Además, como no hay dos sin tres, era jueves, el viernes a primera hora tenía el examen final de una de las asignaturas y no podía ir a realizar los trámites hasta el lunes siguiente.

Expediente Erasmus

¿Mi futuro medio de transporte en Groningen? ¿Quién sabe?

Ante la imposibilidad de poder obtener una cita previa de manera inmediata (la más próxima era a finales del mes de agosto), y la cuestión era que debía solucionarlo de manera super mega inmediata, no me quedó más remedio que -después de pasar un fin de semana al “borde de un ataque de nervios”-, levantarme lo más temprano posible y plantarme en la puerta de la comisaria a primera hora de la mañana para conseguir uno de los diez números que suelen dar “a los más madrugadores”. La cuestión es que al final pude renovar ambos documentos a tiempo, y nada más llegar a casa y escanear el número DNI, lo mandé rápidamente a la Universidad por correo electrónico. Por lo tanto, ¡tomad nota! y tened presente esa eventualidad.

Ahora, con los ánimos calmados, estoy a la espera de recibir nuevas noticias desde la Universidad de Groninger. De momento, ya he hecho las gestiones para que me expidan el carnet de estudiante y, una vez reciba la carta de aceptación, iniciaré el trámite para encontrar alojamiento en la ciudad, como ya os he comentado. Os seguiré contando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.