REIVINDICAR TUS DERECHOS FRENTE A LAS COMPAÑÍAS AÉREAS

¿Sabías que si tu vuelo sufre retrasos o cancelaciones, tienes derechos frente a las compañías aéreas? El año pasado en un vuelo a Praga lo vivimos en primera mano, y creemos que conocer nuestra experiencia seguro que os puede servir de ayuda.

Vueling

Nuestros derechos ante las compañías aéreas

Antecedentes

Nuestro vuelo hacia Praga tenía la salida programada para las 7:45 del día 30 de julio. Tras más de seis horas de retraso, en las que Vueling no nos proporcionó ninguna información y solamente nos entregó un tiquet para cambiarlo por un sándwich y una bebida, finalmente el vuelo fue cancelado.

Como nuestras vacaciones eran cortas, y no nos podíamos arriesgar a tener que regresar a casa a pasar la noche y volver al aeropuerto al día siguiente a coger un nuevo vuelo (que también podía ir con retraso), justo cuando se anunció la cancelación, decidimos salir de las salas de embarque y regresar a los mostradores de facturación para intentar conseguir otro vuelo que saliese esa misma noche (de esa manera solo habríamos perdido el primer día de las vacaciones, que habíamos pasado esperando en el aeropuerto desde primera hora de la mañana). Tuvimos suerte y conseguimos un pasaje para el primer vuelo que había disponible.

Finalizadas las vacaciones, y de regreso a casa, decidimos realizar una reclamación a la compañía aérea por la cancelación del vuelo y el derecho como pasajeros a ser indemnizados, tal y como figura en los Derechos de los pasajeros aéreos.

Después de intercambiar diversos correos electrónicos con la compañía aérea, además de publicar nuestro descontento en las redes sociales, la respuesta de Vueling se mantuvo firme en que nuestro caso no se acogía al Reglamento Europeo, ni a las Condiciones de Transporte.

Vueling

Respuesta de Vueling

Pero como no estábamos de acuerdo con su postura y teníamos la certeza de que nuestra reclamación era sólida, no nos rendimos (tal y como suelen hacer la mayoría de los consumidores), y buscamos asesoramiento profesional. Muchas veces la fuerza de estas empresas hace que los consumidores se echen para atrás, a pesar de estar en todo su derecho a reclamar y a recibir una indemnización.

¿Cómo reclamamos la indemnización?

Vueling

¿Qué hacer para reivindicar tus derechos?

Nos pusimos en contacto vía correo electrónico con la empresa Reclama tu vuelo, de la que nos habían dado muy buenas referencias. Les explicamos nuestra situación y nos aconsejaron que siguiésemos con los trámites. Ellos se encargaron de todo el proceso y, únicamente, tuvimos que presentar la documentación necesaria para poner la demanda:

  1. Tarjeta de embarque del vuelo cancelado.
  2. Confirmación del vuelo y de la ruta del vuelo cancelado.
  3. Tarjeta de embarque del vuelo alternativo.
  4. Dirección.
  5. Facturas acreditativas de los gastos. En nuestro caso, no habíamos guardado los tiques de la comida en el aeropuerto y no los pudimos adjuntar.

Reclamatuvuelo hizo una reclamación extrajudicial que no obtuvo respuesta y, posteriormente, interpusieron una demanda ante los Juzgados de lo Mercantil de la provincia de Barcelona con los datos y los documentos que les habíamos enviado. Una vez el juzgado admitió la demanda, la compañía nos indemnizó con el correspondiente dinero, tal y como ya nos habían dicho que pasaría:

Captura de pantalla 2016-07-04 a les 11.44.58

¿Cuánto nos costó?

Evidentemente que esos trámites tienen un coste económico. Los honorarios de la empresa son directamente proporcionales al importe de la indemnización (20% + IVA), que únicamente cobran si ganas la demanda. Cosa que suele ocurrir en la mayoría de los casos, ya que van con la Ley en la mano.

En nuestro caso nos correspondían 500€ en el computo de los dos billetes, y tras el cobro de la indemnización de Vueling, abonamos 121€ a Reclamatuvuelo.com.

En resumen, es interesante saber que no hay que tener miedo a reclamar, que los consumidores tenemos derechos y que la Ley nos ampara más de lo que nos pensamos. El problema está en que muchas veces nos empequeñecemos ante el abuso de los grandes, y no sabemos que la ayuda profesional de pequeñas empresas no es tan inalcanzable como nos pensamos.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.