REDESCUBRIR QUE AGUA ES H20

El agua, palabra que procede de la latina aqua, es un líquido transparente, incoloro, inodoro e insípido –en estado puro- cuyas moléculas están formadas por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Cuando hablamos de agua siempre nos referimos a la sustancia en estado líquido, pero también se puede presentar tanto en estado sólido (hielo), como en estado gaseoso (vapor). Cubre el 71 % de la superficie de la corteza terrestre (3/4 partes), lo que se conoce como hidrosfera (97% de agua salada y 3% de agua dulce), y representa entre el 50 y el 90% de la masa de los seres vivos (el 75% en el caso del cuerpo humano).

Estudiar el ciclo del agua es una de las primeras lecciones de Ciencias que recibimos en Primaria, y en la asignatura de Historia nos queda claro que el agua fue el medio en el que apareció la vida en la Tierra, y justifica el desarrollo de las primeras civilizaciones, como por ejemplo la de Mesopotamia o la del Antiguo Egipto, así como la aparición de la propia Barcelona, cuyos orígenes están directamente relacionados con su ubicación en medio de dos ríos y junto al mar.

Agua

El edificio Amargós i Samaranch, corazón del Museu Agbar de les Aigües

Cada vez es más patente que estamos perdiendo la Memoria del Agua y el valor que tiene para la vida en general. Por lo tanto, ¡es hora de entrar en acción! y en Cornellà de Llobregat, «a un salto de Barcelona», hay un lugar que nos puede ayudar a hacerlo: el Museu Agbar de les Aigües. Hace unos días tuve la oportunidad de comprobarlo.

El Museu Agbar de les Aigües

Un edificio modernista, donde Josep Amargós i Samaranch apostó en 1919 por combinar el rigor arquitectónico (tocho macizo y vigas de hierro) con el cuidado de los detalles, es donde encontramos el corazón de un recinto museístico no demasiado conocido para el interesante atractivo de su contenido, que nos ofrece un recorrido histórico, tecnológico y ambiental alrededor del agua como hilo argumental. Un museo ubicado en una central de extracción y bombeo de agua potable que, a pesar de sus más de cien años de historia, todavía sigue funcionando.

En el interior del edificio, formado por tres naves entrelazadas, se conservan las impresionantes maquinas de vapor que se instalaron en sus inicios, y que se encargaban de producir la energía necesaria que extraer el agua del interior del acuífero e impulsarla hacia la ciudad.

La exposición permanente está dotada de todo un conjunto de módulos interactivos y audiovisuales que no solo te ayuda a redescubrir que “el agua es H2O”, sino que te ayudar a comprender la importancia de su interrelación con el territorio y el proceso de abastecimiento a la ciudad de la Barcelona y el área metropolitana.

Aunque el orden de la visita es totalmente libre, se recomienda iniciarlo por el espacio de interpretación, donde a través de una maqueta te ubicarás visualmente en el conjunto del recinto industrial y podrás situar los lugares y construcciones que lo integran. Además del edificio Amargós i Samarach, el espacio museístico conserva el primer pozo que se excavó (el Fives Lille) y que todavía sigue en funcionamiento, el primer depósito de equilibrio, la zona de paso de humos y chimenea, así como las casas para los trabajadores y el taller, además de otras instalaciones más modernas, algunas de ellas reconvertidas en espacios para eventos o actividades educativas, que hacen del conjunto un museo vivo y actual.

Agua

Espacio de interpretación

El museo, inaugurado en 2004, donde la coexistencia de un patrimonio histórico con una planta todavía en funcionamiento lo convierte en un lugar privilegiado para descubrir, explorar y entender la importancia de un elemento tan vital para la vida humana, tiene como principal objetivo promover ese conocimiento de manera lúdica y accesible para todos los públicos.

En 2010, el museo fue galardonado con el Luigi Micheletti Award.

La Central Cornellà

Para los que siempre nos pica el gusanillo de la curiosidad, vale la pena viajar en el tiempo para conocer alguna que otra curiosidad alrededor de los orígenes de esta centenaria central de extracción y bombeo de agua potable.

De un lado el propio origen de la compañía, una empresa que se creó en 1867 en la ciudad belga de Lieja, con el nombre de Compagnie des Eaux de Barcelone, cuyo objetivo principal fue asegurar el abastecimiento de agua a las poblaciones del antiguo Pla de Barcelona a través del acueducto de DosRius, la primera construcción moderna de agua que tuvo Barcelona. En una región donde predomina el clima con lluvias irregulares y sequías recurrentes, y ante el crecimiento que estaba experimentando la ciudad a finales del siglo XIX, era indispensable aprovechar todos los recursos hídricos y llevar el agua a los consumidores construyendo una extensa red de suministro.

Agua

Estatutos de la Compagnie des Eaux de Barcelone en la exposición permanente

De otro, la razón de ser de la propia central que hoy en día acoge el museo. El aprovechamiento de una gran reserva de agua potable a 30 metros bajo tierra, fue el motivo de la edificación del recinto industrial del Baix Llobregat. Como ya he comentado, las antiguas máquinas de vapor -que solo funcionan los domingos para deleite de los visitantes-, siguen conviviendo con modernas bombas de impulsión que mantienen la central en pleno funcionamiento, y continua desempeñando un importante papel dentro de la red de suministro de agua potable a la ciudad de Barcelona y a su área metropolitana.

Origen, una aventura pionera y curiosa

Y regresando al presente, el carácter innovador del museo queda perfectamente reflejado en su nueva propuesta: Origen, una app con la que, a través del juego y la tecnología móvil, se promueve recuperar la memoria del agua y todo lo que representa para nuestras vidas. Algo comparable a un cómic interactivo con el que comienzas a jugar en casa y que, tras una visita gamificada a las instalaciones del museo, te permite diseñar tu propio final.

Agua

Patio de los Cedros

Una idea nacida para conseguir acercar al público más joven al museo, y que lo vean como un espacio interesante y divertido. Si los gamebooks han convertido la lectura en más interesante, Origen quiere contribuir a convertir la visita al Museu Agbar de les Aigües en una particular aventura que, una vez finalizada, se pueda compartir en las redes sociales y motive a otros posibles visitantes.

Origen, diseñada por Cubus Games, combina realidad y ficción, y permite al usuario participar de la visita de manera activa a la vez que va descubriendo todos los aspectos que ofrece el museo, como el patrimonio y la gestión del suministro del agua, tanto de la perspectiva histórica como ambiental, con la valiosa ayuda de las nuevas tecnologías.

Agua

Origen es una app que permite visitar el museo de una manera lúdica y proactiva

Aunque digan que es para los más jóvenes, si como yo también eres un cincuentañero o una cincuentañera no dejes que te lo expliquen, clica en App Origen, bájatela y pruébala, seguro que comprenderás porqué he redescubierto que agua es H2O.

Museu Agbar de les Aïgues
Ctra. de Sant Boi, 4-6
Cornellà de Llobregat

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.