Inicio HISTORIAS VIAJERAS Escapadas DOS FAMILIAS, UN MUSEO Y LA MONROE EN SANT CUGAT

DOS FAMILIAS, UN MUSEO Y LA MONROE EN SANT CUGAT

Si hay una cosa que puedes hacer en Sant Cugat del Vallès, que seguro no puedes hacer en otro sitio Km0, es viajar a Hollywood de la mano de uno de sus mayores mitos: Marilyn Monroe.

Cal Gerrer es uno de los lugares más emblemáticos de Sant Cugat del Vallès, donde se conserva una colección privada sobre Marilyn Monroe, única en el mundo

Ahora que se ha estrenado el documental “El misterio de Marilyn Monroe. Las cintas inéditas”, que la serigrafía “Shot Sage Blue Marilyn” de Andy Warhol haya roto el listón de las subastas de Christie´s (convirtiéndose en la obra más cara del siglo XX), y que el vestido que la Monroe usó para cantarle a J.F.K. el «Happy Birthday Mr. President» haya vuelto a ser actualidad, es un buen momento para hablar de un lugar que también tiene a Marilyn como protagonista, y que visitarlo puede ser un incentivo para venir a conocer Sant Cugat del Vallès… Si es que aún no lo has hecho.

“Ninguna mujer debe olvidar nunca que ella no necesita a nadie que no la necesite a ella”.

Marilyn Monroe

Un museo dedicado a Marilyn Monroe

Se puede considerar, por su temática, el museo más curioso que hay en la ciudad vallesana, ya que expone una completísima colección de objetos y libros relacionados con la actriz, procedentes de la colección privada que Frederic Cabanas, cuya pasión por Marilyn le ha llevado a ir recopilando a lo largo de muchos años. Uno de sus puntos fuertes del museo es la biblioteca temática sobre la actriz, única en el mundo, tanto por el volumen de publicaciones que contiene, como por la variedad de idiomas y la procedencia de los mismos.

Parece ser que la búsqueda de una musa que le inspirase en su obra pictórica llevó a Cabanas a descubrirla a través de un libro, que se convertiría en el primero de una voluminosa colección, que ya ha superado los 2.400 volúmenes escritos en unos 50 idiomas, y que acabaría complementando con todo tipo de objetos relacionados con la actriz. Unos que le pertenecieron, y otros que son réplicas exactas de los originales.

El volumen de documentación, fotografías y publicaciones que se exponen sobre Marilyn Monroe ayuda a acercarnos el mito a casa, para deleite de sus innumerables incondicionales, sin necesidad de tener que peregrinar hasta L.A.

Acceso principal al multi museo de Cal Gerrer

“No presumas de haber sido el primero en mi corazón, si no fuiste suficiente inteligente para ser el último”.

Marilyn Monroe

El museo ocupa la segunda planta de uno de los edificios históricos y patrimoniales más emblemáticos de Sant Cugat del Vallès y que, además, alberga otros espacios museísticos relacionados con aspectos destacados de otras facetas artísticas llevadas a cabo en la propia ciudad, como la cerámica, la pintura y la fotografía.

La casa-museo de Cal Gerrer

Cal Gerrer, como se le conoce popularmente a esta casa-museo, además de la de Marilyn Monroe, también guarda la huella de dos familias foráneas, pero cuyas historias acabaron perfectamente integradas en la de Sant Cugat del Vallès. Unos son los Arpí, y los otros los Cabanas.

La familia Arpí

Pere Arpí Savalls, procedente de Sant Climent de Llobregat y miembro de una familia de ceramistas originarios de Terrassa, se estableció en Sant Cugat del Vallès en la primera mitad del siglo XIX y fue quien, en 1851, mandó construir la casa situada en la plaça Octavià, que hace esquina con el carrer Sant Medir. Un edificio que destinó a vivienda y a taller de cerámica. De ahí que la casa se conozca con el nombre de Cal Gerrer, en referencia a la profesión de sus primeros propietarios.

A su fallecimiento, tanto la casa como el negocio, pasó a manos de su hijo, Francesc Arpí Sagués, quien los legaría a su primogénito, Pere Arpí Massana, a quien se le conocería con el nombre de Peret Gerrer.

Fue Peret Gerrer quien se encargó de transformar y decorar la fachada del edificio, convirtiéndola en una de las más características y conocidas de Sant Cugat del Vallès.

Placa donde se recogen los diferentes propietarios de Cal Gerrer desde 1853

La familia Cabanes

Los Cabanas fueron una familia que llegó a Sant Cugat del Vallès desde Barcelona a principios del siglo XX y que, artísticamente hablando, se convirtieron en una de las más conocidas de la población. Entre los miembros más populares están los hermanos Cabanas Alibau (Joan, Francesc y Miquel), así como dos de sus descendientes, Frederic e Ignasi.

«Hi ha qui fa el que sap, i qui sap el que fa.»

F.C.S. (Cal Gerrer)

Joan Cabanas fue el mayor de los tres hermanos, y su espíritu creativo, habilidad para trabajos manuales y su pasión por la mecánica le llevaron a abrir la primera tienda-taller de bicicletas en Sant Cugat. Entre otros servicios, en Cal Cabanas se podían alquilar bicicletas por horas o por días, por lo el Sant Cugat de los años 30 y 40 ya podía hacer bandera de ser un modelo de modernidad y sostenibilidad, que tan normal nos parece en la actualidad.

Joan también se dedicó a la fotografía, haciendo que el apellido Cabanas llegase a ser sinónimo de los “fotógrafos oficiales de Sant Cugat del Vallès en el siglo XX”. Tomando fotografías tanto en su estudio (que estaría en funcionamiento por más de 50 años) como en el exterior, su obra acabó convirtiéndose en testimonio de eventos culturales, festividades del pueblo y de la vida cotidiana de sus habitantes. A pesar de que “el Joan de Cal Cabanas” falleció relativamente joven (en junio de 1952, a los 44 años), dejó un fondo fotográfico de más de 35.000 fotografías.

Bicicleta y fotografías de la familia Cabanas expuestas en el espacio tematizado del museo

Por cierto, cerca del Monasterio hay dos esculturas dedicadas, respectivamente, a Miquel y a Francesc Cabanas. La primera es un busto en bronce que se instaló en 1995, y la segunda representa al pintor de cuerpo entero, y es de 2002.

También tenemos en Sant Cugat otros dos lugares relacionados con el apellido Cabanas. Uno es la tienda de Bellas Artes, que lleva por nombre el apellido de la familia. El otro, la Sala Rusiñol, una galería de arte inspirada en la figura d’en Miquel Cabanas.

Cuando fuimos a visitar por primera vez la Casa-Museu de Cal Gerrer no pudimos por más que, al regresar a casa, rebuscar en el álbum de fotos familiar. Cuál fue nuestra sorpresa, cuando descubrimos que teníamos una buena colección de fotografías familiares con el sello del Cabanas en el dorso.

Aunque nuestro blog nació en Barcelona (como las dos creadoras de contenido que lo gestionamos), la vida nos llevó a trasladarnos a vivir a Sant Cugat del Vallès, lugar en donde se estableció la línea paterna de nuestra familia. Como ocurrió con los Arpí y con los Cabanas, los Piñero también vinieron de fuera en 1929. En los años 50 varios miembros de la segunda generación dejaron San Cugat del Vallès para trasladarse a Barcelona, pero con la llegada del año 2000, la masificación de la capital y las ganas de regresar a vivir rodeados de naturaleza, nos llevó a regresar al Vallès y establecernos aquí de nuevo.

En el blog no hemos publicado demasiados artículos sobre Sant Cugat del Vallès, pero nuestra intención es, a partir de ahora, ponerle remedio.

Conxita Piñero
Fotografías con el sello de Cabanas, recuperadas de nuestro álbum familiar

Cal Gerrer: Arquitectura, cerámica, pintura, fotografía y una estrella de Hollywood

El edificio de Cal Gerrer tiene una altura de seis plantas, y desde la terraza superior se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares. De hecho, su ubicación en el centro neurálgico de Sant Cugat del Vallès la convierte en un lugar privilegiado.

Aunque, como hemos dicho anteriormente, inicialmente fue un edificio sin ningún tipo de interés artístico, las reformas que se realizaron a finales del XIX transformaron el edificio en uno de los más emblemáticos de Sant Cugat del Vallès. Te recomendamos que te pares enfrente y lo observes con atención. Verás una fachada ecléctica con detalles neobarrocos que guarda una particular simetría en su composición, y que destaca especialmente por su balcón con balaustrada y tres balconeras, sostenido por diversas ménsulas.

En la parte superior hay diferentes decoraciones con elementos cerámicos procedentes de la propia fábrica de los Arpí, además de tres curiosos murciélagos que coronan cada una de las balconeras. En la parte superior está uno de sus detalles más característicos: un friso de cerámica con el rótulo de la alfarería, franqueado por diferentes escudos de Catalunya en los ángulos.

La historia de Cal Gerrer guarda alguna que otra anécdota, como es una directamente relacionada con el mundo de la diplomacia. Según explican, en época de los Arpí, el cónsul del Cairo (un cargo diplomático más que de dudable existencia) alquiló la primera planta del edificio para usarla de residencia, dada la amplitud y el lujo con que estaba decorada. Durante el tiempo que vivió allí, un día recibió la visita de un rey (del que nunca se ha desvelado la identidad) que tuvo la necesidad de acudir al baño. Explican que el baño del piso era tan amplio como el propio comedor y disponía de todo tipo de lujosos detalles, por lo que los rumores de esa misteriosa visita real, fuese verdad o mentira, hizo que el cotilleo propio del pueblo acabase bautizando ese baño como “el lavabo reial del pis del cònsol».

Historias que se explican por Sant Cugat del Vallès
El friso con las decoraciones cerámicas y la balaustrada con triple balconera son dos elementos identificativos de Cal Gerrer

Una terraza superior con vistas panorámicas

Como hemos dicho, desde la terraza se pueden disfrutar de unas espectaculares panorámicas de la fachada principal del Monasterio, así como de la parte de la Serra de Collserola más próxima a Sant Cugat.

En la terraza, y coronando el edificio, hay una figura de bronce de dos metros de altura que se conoce como “L’art a Sant Cugat”, que se presenta como una alegoría de la tierra, la mujer, la cerámica y la historia. Es obra de Frederic Cabanas y es de principios de los años 2000, escultura que creó para rendir homenaje a los artistas que hubo, hay y habrá en Sant Cugat del Vallès.

«L’art a Sant Cugat», obra de Francesc Cabanas, es una alegoría a diferentes categorías artísticas

El recorrido para visitar el museo

El museo,  o mejor dicho multimuseo, de Cal Gerrer está dividido en tres zonas temáticas, una de las cuales es la exposición permanente dedicada a Marilyn Monroe, situada en la segunda planta.

La planta del subterráneo, en donde todavía se conservan diferentes elementos arquitectónicos relacionados con la actividad ceramista de la antigua fábrica, es el espacio destinado a la exposición de piezas de cerámica de la familia Arpí, y donde se hace una retrospectiva de la actividad ceramista que llevaron a cabo.

El piso más alto es el que se ha destinado a la exposición de pintura y fotografía de los hermanos Cabanas Alibau, donde también hay expuestos diferentes enseres que les pertenecieron.

Como ocurre en la mayoría de los museos, también en Cal Gerrer hay un espacio reservado para acoger exposiciones temporales (¿recordáis el «pis del cònsol?) y una sala destinada a salón de actos y a la proyección de audiovisuales.

El recorrido por el museo lo puedes realizar siguiendo el sentido que quieras, pero te recomiendan que empieces por el subterráneo para seguir un itinerario paralelo a la historia del edificio. Allí podrás ver los orígenes de Cal Gerrer para, a continuación, ascender al piso más alto, y seguir el recorrido por el resto de espacios expositivos hasta llegar, de nuevo al punto de inicio, en donde encontrarás la inevitable tienda del museo. Cuando subas desde el subterráneo a la azotea, aprovecha para visitar la terraza superior, antes de iniciar el recorrido en sentido descendiente.

“Dreaming about being and actress is more exciting than being one”.

Marilyn Monroe

A la salida, si el horario te lo permite, date un capricho gastronómico en alguna de las terrazas de los diversos restaurantes, bares o cafeterías que encontrarás junto al museo. Verás que podrás elegir una gran variedad de opciones. ¿Cuál te recomendamos? Cada una tiene su qué.

Qué no te puedes perder en Sant Cugat del Vallès

El Monestir y la plaça Octavià

Es evidente que el monumento más conocido de la ciudad es el Monasterio, una antigua abadía benedictina del siglo X, considerada la más importante del condado de Barcelona, con un claustro que es todo un imperdible.

Breve recorrido modernista por el centro

Desde la plaza Octavià os recomendamos dar un paseo por las calles del centro, donde destacan lugares tan conocidos como las casas “porxades” de la calle Mayor y el celler cooperatiu, de estilo modernista. A lo largo del recorrido iréis encontrando diferentes plafones informativos, donde podréis leer curiosidades e historias de cada lugar.

Un paseo relajado por el patrimonio natural

Y como idea especialmente destinada a los incondicionales de la naturaleza, dejando atrás el centro, podéis ir de paseo hasta la ermita de Sant Medir pasando por el Pi d’en Xandri y la Torre Negra, descubriendo el rico patrimonio natural que tenemos en Sant Cugat del Vallès… ¿Qué tal un picnic al final, frente a la ermita?

¿Sabes que puedes darte un paseo por la naturaleza mirando o viendo? ¿Y que el resultado será totalmente diferente? Déjate atrapar por la riqueza del patrimonio natural que tenemos al lado de casa. Los inputs sensoriales que te ofrece son impresionantes. Solo hay que saber descubrirlos.

El Mercantic

Y para los amantes de los lugares chic e instagramer (aunque hay tiendas que han empezado a prohibir las fotografías), un paseo entre las muchísimas piezas vintage de Mercantic, con un aperitivo en alguno de sus restaurantes. Te recomendamos el post específico que le dedicamos ya hace un tiempo: Mercantic: vintage y chic en una palabra.

 

También te puede interesar:
El CAR de Sant Cugat, la calidad en el deporte
Sant Medir, una fiesta intercomarcal

Artículo anteriorLA PASCUA EN BARCELONA POR KÄTHE WOHLFARHRT
Artículo siguienteUN BALUARD DEL MIGDIA QUE HACE LLORAR… DE PENA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.