LA REPRODUCCIÓN DEL “DRAC” DEL PARK GÜELL

El Drac del Park Güell

Sin lugar a dudas, entre todas las maravillas que nos muestra el Park Güell, su dragón/salamandra es uno de los elementos más emblemáticos del parque, que ha acabado convirtiéndose en todo un símbolo de la propia Barcelona.

El Drac del Park Güell

El Drac del Park Güell es una de sus esculturas más emblemáticas, y también se ha convertido en imagen de Barcelona.

Cuando visitamos la exposición permanente que hay sobre el genial arquitecto en el centro de Barcelona, de la que ya hablamos en su momento en el blog, pudimos contemplar una magnífica reproducción, a tamaño real, que hay allí expuesta. De hecho es una de las piezas de la exposición que despierta mayor curiosidad entre los visitantes.

Hace unas semanas, tuvimos el placer de poder intercambiar unas impresiones con su autor, el artista Miguel Garigliano, quien nos comentó algunos detalles del proceso que siguió para la realización de la obra, y que hemos creído interesante compartirlos en un nuevo post, dado el interés que puede suscitar conocerlo entre los incondicionales de la obra de Antoni Gaudí.

Miguel Garigliano

La reproducción del “Drac” del Park Güell, obra de Miguel Garigliano

Cómo se hizo (Making-of)

Según nos comentó el artista, la obra está tallada a mano en poliuretano expandido, con una capa de poliuretano para endurecerla. El “trencadís” está hecho con piezas individuales de metacrilato pintado a mano, que una vez fabricadas fueron pegadas una a una, de acuerdo al patrón del original.

El proceso se inició con un escaneo del dragón original, para tener una copia de menor tamaño en el taller, en base a la que empezaron a trabajar la reproducción de manera totalmente manual.

El artista también nos comentó que la réplica es bastante exacta a la original en todo su conjunto, tanto respecto a las medidas, como a las texturas y colores.

Para los más curiosos, en el video que incluimos a continuación se puede ver el making-of del proyecto:

Tal y como nos comenta el artista, la réplica ha creado tanta expectación, desde que está expuesta al público, que en el taller donde trabaja ya han recibido diferentes peticiones para realizar otras reproducciones.

Un ejemplo es el encargo de unos arquitectos chinos que querían exponerlas en una réplica del Park Güell que, parece ser, se proyectaba construir en la ciudad de Hangzhou, algo que nos puede dar pie a escribir un nuevo post sobre el tema. Será cuestión de empezar a investigar…

 

Más sobre el artista:
Miguel Garigliano

También te puede interesar:
Gaudí Exhibition Center: el Gaudí más técnico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.