DE PESEBRES VA LA COSA

Ayer tuve el placer de poder asistir a la inauguración oficial del pesebre de figuras gigantes que esta Navidad decorará el patio interior del Museu de Cultures del Món. Y lo mejor de todo fue la cantidad de cosas nuevas que aprendí sobre el mundo de los pesebres y las tradiciones de la Navidad, por lo que no me he podido estar de resumirlas en este post.

Pesebres

Figuras principales del pesebre del Museu de Cultures del Món

Los pesebres del Museu Etmològic

Una de las tradiciones más asentadas del Museu Etnològic de Barcelona es la de coleccionar figuras de pesebres, exponerlas de manera permanente y montar presentaciones temporales, especialmente, en época navideña. Una actividad que se inició ya con la inauguración del Museu d’Indústries i Arts Populars del Poble Espanyol, de la que el año que viene se cumplirán 75 años.

Entre la colección de figuras de pesebres hay una importante representación de grandes maestros catalanes pesebristas como Ramon Amadeu, los hermanos Agapit y Benanci Vallmitjana, Domènec Talarn (en cuyo taller pintaba figuras un joven Marià Fortuny) y de la familia Castells, figuras usadas muy habitualmente en el montaje de dioramas.

De dónde viene la tradición

Dentro de la cultura popular, la tradición de montar un pesebre viene de antiguo. Se dice que fue San Francisco de Asís quien reprodujo por primera vez la típica imagen del nacimiento, convirtiéndose en una tradición que tendría una importante implantación en Nápoles, desde donde nos llegaría a nosotros.

Pesebres

Simbología de la Epifanía

Posteriormente, fueron los propios Franciscanos los que llevaron la tradición a América, y luego los Jesuitas quienes la expandirían por el resto del mundo a modo de propaganda en contra de la reforma protestante.

Hoy en día, cuando se conmemora el 500º aniversario de la reforma protestante de Lutero, la tradición de los pesebres es un elemento distintivo de las ciudades de tradición católica. Y Barcelona es una de ellas.

El diseño del concepto tradicional del pesebre data del siglo XVIII, cuando alrededor de la imagen del niño Jesús se empiezan a añadir otros elementos, tales como el buey y la mula (animales simbólicos del mundo agrícola), o de figuras de personajes como la Virgen, San José, el Ángel, los Reyes de Oriente y los pastores (símbolos de la Natividad y la Epifanía).

El pesebre del Monestir de Pedralbes

Dentro de la trayectoria pesebrista de Barcelona, tenemos que hacer una mención especial al Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes, ya que durante los diez años en los que el Museu d’Indústries i Arts Populars permaneció cerrado, el montaje de los pesebres se trasladó a ese lugar.  Una tradición que desde hace un tiempo se ha vuelto a recuperar, para satisfacción de su congregación de Clarisas.

Como viene siendo habitual, este año también ha sido la Associació de Pessebristes de Barcelona quien se ha encargado de montarlo, concretamente en las procuras (antiguas bodegas) del monasterio, usando figuras de Lluís Carratalà por primera vez.

Pesebres

El pesebre del Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes. Foto: Monestir de Pedralbes

Un diorama gigante

El Museu de Cultures del Món, que desde 2005 trabaja conjuntamente con el Museu Etnològic, también se ha sumado a esa tradición museística, intentando unir tradición e innovación en su propuesta pesebrista.

Partiendo de unas figuras a tamaño natural se ha elegido el patio interior del Palau del Marquès de Lió –sede del museo- para montar un diorama gigante, donde la imaginación de los visitantes juega también su papel. Desde la puerta de entrada al patio neogótico debemos visualizar imaginariamente un vidrio, desde el que se puede observar la composición.

Pesebres

El patio del Museu de Cultures del Món

Las figuras son las que antiguamente se usaban en el pesebre de la plaça de Sant Jaume, que se encargaba de montar desde Parcs i Jardins. Después de un tiempo abandonadas en un almacén del Bogatell, el Museu Etnològic las ha recuperado y las ha incorporado a su colección. Tal y como nos explicaron, son figuras especialmente diseñadas para estar a la intemperie y soportar tanto la lluvia como la nieve.

Las figuras, obra de la empresa de Olot fundada en 1880 por los Germans Vayreda, son tradicionales y con un aspecto conventual –como reconoce nuestro anfitrión, Josep Fornés-, cosa que se debe a la propia actividad de la empresa que se dedica a fabricar figuras para conventos e iglesias.

Pesebres

Figuras gigantes del pesebre

No obstante, en la composición también se ha querido hacer un guiño a la innovación añadiendo nubes de algodón y estrellas de purpurina del artista Jesús Galdón, y colocar un perchero con capas de armiño y pelucas doradas que los visitantes pueden usar para disfrazarse y hacerse un selfie, a modo de figurantes.

Dónde ver pesebres en Barcelona

Haciendo un rápido repaso de qué lugares hay en Barcelona en donde podamos ver alguna muestra de la tradición pesebrista de la ciudad, además del Museu de Cultures del Món y del Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes, podemos ir al Museu Etnològic, a la sede de la Associació de Pessebristes de Barcelona en el carrer Lledó, 11, a la Parroquia de la Mare de Déu de Betlem de la Rambla, a la Casa dels Entremesos en la plaça de les Beates y, evidentemente, a la Plaça de Sant Jaume donde está el pesebre más visible de la ciudad y más polémico.

El pesebre de la plaça de Sant Jaume

A pesar de que Barcelona ha seguido apostando por mantener sus tradiciones, como ciudad abierta, europea y cosmopolita desde hace unos años también ha optado por innovar y reinventar lo que, inevitablemente, ha derivado en crear debate y polémica al no ser una ciudad de pensamiento único. Y entre esas «reinvenciones» debemos incluir el pesebre de la plaça de Sant Jaume.

Pesebres

El pesebre de las bolas de Navidad. Barcelona, 2012

Ensalzado por algunos y rechazado por otros, la presentación de este año no ha vuelto a dejar a nadie indiferente. Como tampoco lo hizo el año en que se optó por presentar un pesebre absolutamente tradicional.

A pesar de que estéticamente no cumple con la acepción que el diccionario usa para definir qué es un pesebre, el pesebre de la plaça de Sant Jaume del 2016 es una carta de presentación abierta y potente, tal y como opina Josep Fornés, aunque también entiende que no sea un pesebre popular.

Pesebres

Pesebre Nadal 2016

Es una apuesta interesante para una ciudad como Barcelona que recibe miles de visitantes cada año, pero con el handicap añadido de la dificultad que requiere representar unos versos a través del arte conceptual contemporáneo, ya que la obra está basada en el poema navideño de J.V. Foix: «Ho sap tothom, i és profecia».

Huir de lo tradicional siempre es complejo y difícil de que guste a todo el mundo. Pero hay que reconocer que es un pesebre culto, urbano y que da pie a observar y no solo a ver. Y quizá, como nos confiesa Josep Fornés, hasta fotogénico. ¿Tú que crees? Yo ya llevo vistas muchas fotos suyas colgadas en Instagram #pessebrebarcelona #jvfoix

«Celebrem el Nadal» de Amadeu Carbó

Un “breviari d’un Nadal fastfood” («un breviario de una Navidad de comida rápida»). Unas palabras simples y cercanas para presentar la enciclopedia tamaño bolsillo que ha escrito el activista en cultura popular, Amadeu Carbó, y que servirá para resolver alguna que otra duda que seguro te habrás planteado sobre tradiciones propias de nuestra Navidad.

Empezando por la importancia del sol en el origen de estas fiestas, el libro explica la transformación de San Nicolás en Santa Claus, el origen de la mercantilización de diciembre con las compras navideñas, la tradición escatológica basada en nuestra dependencia de la naturaleza (caganer, fer cagar el tió y regalar caca de Reis), el porqué del rojo y el verde como colores propios de la Navidad, la lotería nacional como medio para recaudar dinero sin que nos demos cuenta, la reinterpretación de elementos políticamente incorrectos como les carasses de moro, el papel que jugó el rey Pere III el Cerimoniós en establecer la costumbre de vestir de blanco la mesa de Navidad, el porqué de celebrar el día de Sant Esteve y su relación con la cultura del imperio Carolingio, el ir a recibir a los reyes con farolillos para indicarles el camino, la costumbre de celebrar representaciones teatrales –Pastorets– como un medio de formación popular… Y, evidentemente, muchas otras tradiciones más sobre el «cuándo, cómo y porqué de la fiesta más grande»

Pesebres

«Un breviari d’un Nadal Fastfood»

Y para acabar, solo un sencillo y variado Bon Nadal! [Feliz Navidad, Zorionak, Boas Festas, Merry Christmas, Joeux Noel, Feliz Natal, Buon Natale, Gajan Kristnaskon…]

 

Museu de Cultures del Món
C/ Montcada, 12

También te puede interesar:
Barcelona inspira Nadal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.