LA MALETA DE SAMARANCH

La conmemoración de una fecha y los devaneos políticos en los que está sumergida la ciudad de Barcelona han hecho que salte a los titulares una escultura y un escultor barcelonés con una sorprendente producción artística, no excesivamente conocida. Evidentemente me estoy refiriendo a la obra “Barcelona olímpica”, o la que estos días se ha venido a llamar “la maleta de Samaranch”.

Fuera de polémicas estériles, la obra es una verdadera genialidad. Y es una suerte que haya saltado a la luz su existencia, que no todos los barceloneses y las barcelonesas conocían.

Barcelona Olímpica

«Barcelona Olímpica» de Joan Mora (1996). Foto: El País

El artista

La escultura es obra del santandreuenc, Joan Mora Soler, artista barcelonés cuya forma de trabajar se caracteriza por esculpir toda serie de objetos cotidianos hiperrealistas a partir de un bloque de mármol.

“Me considero un alquimista del objeto cotidiano, que lo paso a mármol o a piedra”, así es como se define el artista en el artículo que hay publicado en el blog El Hurgador [Arte en la Red], y que enlazamos dadas las excelentes imágenes que comparten de algunas de sus obras. Un recopilatorio que nos ha sorprendido.

La obra

La obra de la polémica es de 1996. Como ya hemos dicho anteriormente, lleva por título “Barcelona Olímpica” y se la encargó al escultor el Comité Olímpico Internacional –durante la presidencia de Samaranch- para homenajear los JJOO del 92. En la leyenda se puso: “El president del Comitè Internacional Olímpic. J.A. Samaranch a la seva ciutat en record dels Jocs de la XXVa Olímpiada” (El presidente del Comité Internacional Olímpico. J.A. Samaranch a su ciudad en recuerdo de los Juegos de la XXVª Olimpiada). De ahí que Mora afirme: “Por eso es una maleta con una antorcha, no un busto”, tal como podemos leer en el artículo.

La escultura, realizada en piedra de Calatorao, se inauguró el 25 de abril de 1996, y desde entonces ha permanecido en el vestíbulo de la Casa de la Ciutat de Barcelona, próxima a la Escalera de Honor.

Vale la pena recordar que entre las diferentes dependencias que conforman el edificio del Ajuntament, el vestíbulo es especialmente conocido por las numerosas y variadas obras de arte que acoge. Entre las que destacan obras de Joan Miró, Josep Clarà y Josep Maria Subirachs.

Barcelona Olímpica

«Escudos de Barcelona» de Josep Maria Subirachs (1966)

No obstante, parece ser que su estancia allí ha llegado a su fin y que, en breve, la enviarán al Museu Olímpic i de l’Esport Joan Antoni Samaranch. Siendo positivos, siempre será una buena excusa para subir a Montjuïc a visitarlo de nuevo.

Otra obra

Pero si descubrir la «Barcelona Olímpica» os ha despertado el gusanillo de ir a ver otras obras de Joan Mora deberéis desplazaros hasta su barrio natal, Sant Andreu del Palomar. En otro vestíbulo, pero en esta ocasión de la Biblioteca Ignasi Iglésias-Can Fabra, está expuesta de manera permanente la obra “Llibres”, también hecha en mármol y que realmente vale la pena ir a ver.

Barcelona olimpica

«Llibres» de Joan Mora. Foto: Wikipedia Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.