WORLD WIDE INSTAMEET 12 BARCELONA

El sábado se celebró el World Wide Instameet Barcelona (que en términos instagramers tendríamos que mencionar como #wwin12nbarcelona), y que reunió a un buen número de usuarios de esa red social, procedentes de toda Cataluña. Para mí fue todo un honor poder participar en el encuentro al lado de algunos de sus cracks más reconocidos.

Para los que no se muevan en ese mundo virtual, hay que explicar que un Word Wide InstaMeet es un encuentro que, con carácter anual, se celebra el mismo día en un centenar de ciudades del mundo, donde los usuarios de Instagram se reúnen para hacer fotos o grabar vídeos juntos, con la finalidad de compartir trucos y sugerencias en persona con otros miembros de la comunidad de su zona. Una excusa perfecta para salir a explorar nuevos lugares y aprovechar para desvirtualizarse.

El número de participantes es ilimitado y el encuentro, totalmente altruista, se organiza por y para usuarios de Instagram, por lo que para participar solo necesitas tener una cuenta en esa red social, un smartphone y, por supuesto, algo de curiosidad e interés por conocer y conectar con otros usuarios. Todo el evento gira en torno a conectar, compartir, aprender, descubrir y divertirse. En esta ocasión los encargados de organizar el encuentro han sido @barcelonacitizen @yhossi @monicatorne @akanita7 y @manners_isabel, unos verdaderos genios de Instagram, además de unos perfectos anfitriones.

De acuerdo al programa propuesto, puntualmente a las 11 de la mañana del pasado sábado 3 de octubre, un numeroso grupo de instagramers ya estaba congregado bajo el Arc de Triomf de Barcelona esperando su acreditación. Para incentivar la interrelación, @Akanita7 y @Yhossi se tomaron el trabajo extra de hornear un considerable número de “galletitas #hoyconoci”, que te entregaban junto a la acreditación, con la finalidad de que buscases al instagramer que figuraba en la etiqueta de tu galleta y te presentases, promoviendo de esa manera que los más “vergonzosos” no se quedasen cohibidos. Tal y como manda el protocolo de Instagram, cada uno de los participantes se identificó con su nombre de usuario –nada de nombres y apellidos- que en mi caso fue el de @BCNenHorasdeOficina. Tras finalizar los trámites “burocráticos” y hacernos la fotografía de familia oficial, iniciamos el recorrido.

La primera parte nos llevó al Parque de la Ciutadella donde, de manera libre, fuimos “analizando” con nuestras cámaras algunos de los puntos de foto más emblemáticos que nos ofrece.

Vistas desde la parte superior de la Cascada Monumental del Parc de la Ciutadella Instameet

Vistas desde la parte superior de la Cascada Monumental del Parc de la Ciutadella

La pausa del almuerzo fue un momento que elegimos para pasear por El Born, uno de mis lugares preferidos de Barcelona, además de ser un barrio ideal para descubrir alguna que otra sorpresa, como por ejemplo el restaurante que elegimos para comer. Se trata del Zero km, un lugar moderno, curioso e innovador que nos sorprendió gratamente y que se merece un próximo post en el blog.

Tras el break, nos volvimos a reunir para seguir con el programa de la tarde y adentrarnos en el Zoo de Barcelona. ¡Es sorprendente como puede cambiar la percepción de un mismo lugar visitándolo en diferentes momentos de la vida! Si de pequeño te centras en mirar a los animales, y como padre de niños pequeños te preocupas en enseñarles y de que se lo pasen bien, como adulto sacas tu lado crítico y observador. Después de muchos años y, a pesar de ser novata, el resultado de mi incursión en el mundo de “los safaris fotográficos» no ha quedado tan mal…

Instantes que te puede llegar a regalar el Zoo Instameet

Instantes entrañables que te puede llegar a regalar el Zoo de Barcelona

A pesar de que el día no acompañó climatológicamente hablando –amaneció lluvioso y encapotado- y de que el cielo mantuvo ese color blanquecino que tanto odio cuando salgo a hacer fotografías, el último destino del recorrido nos llevó hasta la Escullera del PobleNou. Lamentablemente no pudimos gozar de lo que se conoce como la hora azul o l’heure bleu, un momento en que los profesionales de la fotografía dicen que “la luz es inmejorable ya que se acentúan los colores del cielo y el mar toma un precioso color oscuro”, pero a pesar de ello, nada nos impidió poner la guinda al recorrido tomando toda una serie de divertidas imágenes entre Barcelona y el mar.

Cansados pero felices, posamos para la última fotografía de grupo y nos despedimos hasta la próxima ocasión.

¡Mil gracias a nuestros anfitriones! Y, por supuesto… ¡Ya tengo la agenda preparada para reservar la fecha del año que viene!

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.