CON GUASTAVINO, DE BARCELONA A NUEVA YORK

GUASTAVINO EN BARCELONA | Como ya explicamos en nuestro anterior post, el edificio del carrer del Dr. Dou, 14 nos ha llevado a profundizar en la bibliografía y las obras de uno de los arquitectos que participaron en la urbanización del Eixample del Raval y, cosa que ha hecho que descubramos alguna que otra nueva curiosidad de Barcelona, además de permitirnos regresar a Nueva York.

Eixample del Raval

Casa Ramon Mumbrú (1878) en C/ Dr. Dou, 14

Hoy nos vamos a viajar en el tiempo y en el espacio hasta el siglo XIX, cuando a los arquitectos se les llamaba maestros de obra, y cuando todavía no había comenzado la época del esplendor modernista de Barcelona, que llegaría cuando nuestro protagonista ya había dejado definitivamente Barcelona, rumbo a Nueva York.

Guastavino o el premodernismo barcelonés

Guastavino está considerado como uno de los artífices que asentaron las bases del premodernismo en Barcelona, ya que desde el principio apostó por la dignificación y el uso de las técnicas tradicionales en la construcción, que se consolidarían con la revolución modernista. Además es el arquitecto a quien se le atribuye el honor de universalizar una técnica arquitectónica nacida en estas tierras, y que en EEUU recibiría el nombre de “catalan vault” (volta catalana).

Justamente en los bajos del edificio del carrer del Dr. Dou, actualmente ocupados por el restaurante En Ville, se conserva un magnífico ejemplo de la bóveda catalana de Guastavino, que muchos han establecido un paralelismo “gemelo” con las que construiría años más tarde en el Oyster bar de la Grand Central neoyorquina.

Rafael Guastavino

Entrada al Oyster Bar de la Gran Central Station de NYC. (Foto: Wikipedia)

De un tiempo para aquí, parece ser que la figura de Guastavino ha despertado el interés de los medios de comunicación, dada la cantidad de artículos que se están publicando sobre él. Pero también sorprende lo poco que se había escrito sobre él hasta el momento, especialmente en una ciudad en donde la revolución arquitectónica del XIX fue un punto de inflexión en la transformación de Barcelona.

De 1858 a 1881: Guastavino en Barcelona

Rafael Guastavino Moreno nació en la ciudad de Valencia en 1842, y a los 16 años (en 1858) vino a Barcelona y se matriculó en la Escola Especial de Mestres d’Obres, donde aprendió el oficio y la técnica constructiva que le haría rico y famoso.

En Barcelona vivió 23 años, hasta 1881 cuando decidió emigrar a los EEUU, en donde ganaría fama internacional y se convertiría en “el arquitecto de NYC”, tal y como dicen que lo describieron en la prensa escrita, cuando falleció en 1908, 27 años después de iniciar su particular “sueño americano”.

Ruta por la obra de Guastavino en Barcelona

Aunque algunos de los edificios que construyó en Barcelona (o colaboró en su construcción) -hasta una treintenta- ya han desaparecido, todavía queda una buena muestra para ir a curiosear. Tal y como recogen en el link que os enlazamos, podéis realizar una ruta temática a través de catorce de los edificios que todavía se conservan en Barcelona y alrededores.

Rafael Guastavino

Fachada de la casa Mumbrú del carrer Dou, en el Eixample del Raval

En esta ruta -a modo de sugerencia- también se podría incluir la Escola Superior de Disseny i Art Llotja, lugar en donde se impartía la formación de mestre d’obres, y por donde han pasado una buena parte de los artífices de la renovación de la imagen arquitectónica y constructiva de la Barcelona de finales del siglo XIX.

Y, a continuación, incluimos algunos anotaciones particulares sobre cinco de los edificios mencionados en la ruta.

Los inicios | Can Batlló

De Can Batlló, una fábrica que se construyó colectivamente entre diferentes arquitectos, se debe destacar la sala hipóstila subterránea que todavía se conserva y que fue la sala de telares. Un espacio que combina decenas de bóvedas y columnas de hierro como elemento de apoyo, y que los entendidos en arquitectura industrial definen como una solución eficaz y práctica. Un diseño que Guastavino ideó en plena juventud, y que fue una de sus primeras intervenciones arquitectónicas destacables.

Para saber más: Las bóvedas tabicadas de Guastavino | Xavi Casinos | La Vanguardia

Sarrià | Casa Galvé & Casa Mumbrú

Especial atención le queremos prestar a los dos edificios que todavía se conservan en Sarrià (nuestro lugar preferido de Barcelona), y que se construyó cuando el barrio todavía era un municipio independiente.

Quizás el nombre de Casa Galvé no os diga demasiado, pero la identificaremos rápidamente si la mencionamos con su denominación actual: La Casa Orlandai. Uno de los edificios emblemáticos del barrio de Sarrià, y sede de la asociación cultural municipal que lleva el mismo nombre. La casa de estilo ecléctico y de cuatro plantas se construyó en 1870, a petición del sastre Manuel Galvé Garcia para residencia particular.

Rafael Guastavino

Fachada principal de la Casa Galvé, actualmente Casa Orlandai.

El aspecto actual es bastante diferente al original, dada las ampliaciones que ha sufrido con el paso del tiempo, y el añadido de diferentes tribunas, en especial en la parte lateral y posterior, que dan al jardín. No obstante, ir a disfrutar de alguna de las actividades culturales o ir a la cafetería puede ser una buena excusa para visitarla y descubrir algunos detalles decorativos modernistas que todavía conserva, como las vidrieras de la planta baja, el tragaluz de la preciosa escalera principal y los mosaicos de las paredes o los pavimentos hidráulicos de los suelos.

Rafael Guastavino

Tribunas posteriores de la Casa Galvé, añadidas al diseño original de Guastavino,

Para saber más: Casa Orlandai | Associació cultural Casa Orlandai

La otra casa sarrianenca de Guastavino está en la calle Major, esquina con la calle del pare Miquel de Sarrià, muy próxima a la plaça de Sant Vicenç, el corazón del antiguo pueblo. Al igual que la casa de Dr. Dou, también se conoce como Casa Mumbrú, ya que se edificó a petición del naviero Ramon Mumbrú Bordas, en 1880.

Rafael Guastavino

La Casa Mumbrú de Major de Sarrià

La casa, de relativamente pequeñas dimensiones, destaca por tener la fachada que imita una casa de sillares, y está decorada con diferentes ornamentos clasicistas, como los del coronamiento de la cornisa y los de la balaustrada.

Rafael Guastavino

Detalles de la cornisa y la balaustrada en la Casa Mumbrú de Sarrià

La familia Mumbrú, que tiene un panteón en el cementerio de Sarrià (obra neogótica de August Font i Carreras), tuvo una importante relación con el Sarrià de finales del XIX, tanto a nivel social como cultural, tal y como explican en este link, donde podéis hacer una rápida visita por los lugares más destacados del cementerio.

 

Passeig de Gràcia | Casa Blajot & Casa Julià

Y como no podía ser de otra manera, también encontramos edificios de Guastavino en la calle que encabezó la renovación de la Barcelona del siglo XIX, como fue el Passeig de Gràcia. La Casa Blajot y la Casa Julià son dos ejemplos.

La Casa Blajot, situada en el número 32 de Passeig de Gràcia esquina con la calle Diputació, 269, es un edificio de finales de la década de los sesenta, que Guastavino construyó para el banquero Victor Blajot. Aunque actualmente Adolfo Domínguez ha sustituido a la emblemática sastrería Gales que ocupaba la planta baja, todavía se conserva el friso que esculpió Rossend Nobas Ballbé, un detalle que sigue atrayendo a los que le dedican un tiempo a observarlo con detención. Un friso dedicado a recoger la historia de los progresos de la humanidad.

Para saber más: Casa Blajot, la antigua Sastrería Gales y la “Història dels progressos de la Humanitat” de Rossend Nobas

La Casa Julià, también situada en Passeig de Gràcia pero en el número 80, haciendo esquina con la calle Mallorca, fue un encargo de Camilo Julià, que Guastavino construyó entre 1871 y 1874. En 2013 la empresa Louis Vuiton adquirió la propiedad, y se encargó de reconstruirla respectando al máximo el diseño original de Guastavino.

Rafael Guastavino

Fachada de la Casa Julià, propiedad actualmente de la empresa Louis Vuitton

Para saber más: Louis Vuitton inaugura su nueva tienda en Barcelona

La despedida | La Massa

Y antes de dejar Barcelona para irnos hasta NYC hay que realizar una parada en la comarca del Maresme, concretamente en Vilassar de Dalt.
Si su aportación a Can Batlló es la primera obra importante de Guastavino en Barcelona, la cúpula que diseñó para el teatro de la Massa está considerada la última, antes de “hacer las Américas”. De hecho, el edificio se inauguró el 13 de marzo de 1991, cuando Guastavino ya había emigrado a los EEUU.

La cúpula cubre todo el patio de butacas, con un diámetro de 17 metros y un óculo de 4 metros en el centro, y su diseño se ve como el preludio de las cúpulas que construiría en los años siguientes, ya en América. De hecho, dicen los entendidos que esta sorprendente cúpula fue como un banco de pruebas y el enlace que une la obra que realizó Guastavino en Barcelona con la que construyó posteriormente en Nueva York.

Para saber más: Teatre “La Massa” | Teatro La Massa. La bombonera de Rafael Guastavino

¡De BCN a NYC “por” faldas y a lo loco!

Guastavino

Una característica que une la urbanización de Barcelona con la de NYC, sin lugar a dudas, es la cuadrícula de sus calles.

Guastavino puso en práctica algo que hoy en día es bastante habitual: “que los buenos profesionales se tengan que buscar un futuro fuera de nuestras fronteras”.

Aunque su salida del país fue por temas de faldas y de deudas, acabó pudiendo poner en práctica sus aptitudes arquitectónicas. Su primer trabajo ya estuvo relacionado con la arquitectura, al incorporarse como articulista y dibujante en la revista neoyorquina de arquitectura y decoración “Decorator and Furnisher”.

El sueño americano de Guastavino

En esa revista temática empezó a escribir sobre la disciplina del tabicado, una técnica que destacaba especialmente por sus cualidades ignífugas, un detalle muy importante en los EEUU de aquel momento.

El pánico colectivo ocasionado por los incendios de Chicago en 1871 y el de Boston en 1872 habían sensibilizado a los americanos ante el fuego, por lo que descubrir una técnica arquitectónica ligera y segura, además de ser más resistente al fuego, fue algo que los americanos aceptaron encantados, dada esa característica que tienen de personas abiertas al progreso.

Todo ello fue un revulsivo para que el “sueño americano” de Guastavino se hiciese realidad.

La falla neoyorkina | Según hemos podido leer en diferentes artículos sobre Guastavino en EEUU, parece ser que en 1897 puso en práctica sus orígenes valencianos, y para demostrar que su técnica constructora era totalmente ignífuga montó una “falla” (por así llamarlo). La cuestión es que construyó una bóveda en la calle 68, y el 2 de abril de 1897 le prendió fuego frente a la prensa y al cuerpo de policía, a quienes previamente había avisado. Tras estar quemando durante unas cinco horas y extinguir el incendio, colocó un peso de cincuenta toneladas sobre los restos para demostrar la resistencia.

 

La Guastavino Fireproof Construction Company y el Tile Arch System

Partiendo de la bóveda catalana, creó la teja Guastavino, “Tile Arch System”, patentado en 1885, que se utilizó para construir arcos y bóvedas arquitectónicas robustas y autoportantes con tejas de terracota entrelazadas y capas de mortero.

A través de la empresa que creó, la Guastavino Fireproof construction Company, especializada en el diseño y la construcción de cúpulas, solo en NYC participó en la construcción de hasta 360 edificios, muchos de ellos muy conocidos en la ciudad de los rascacielos.

Guastavino

Hall principal de la Gran Central Station de NYC

De ellos hemos elegido unos cuantos para invitaros a dar un paseo por NYC, siguiendo los pasos de Guastavino.

Great Hall | Ellis Island.
Federal Reserve | Bank of New York.
City Hall Metro Station (espacio musealizado).
Oyster Bar | Grand Central Station.
Queensboro Bridge | Mercado interior. [Nota: Woody Allen eligió la imagen de este puente para diseñar el cartel de su película “Manhattan”]
Carnegie Hall.
American Museum of Natural History.
Mount Sinai Hospital.
Catedral of Saint John The Divine.
Elephant House | Zoo Bronx.

Woody Allen

Cartel de “Manhattan” -la película más emblemática de Woody Allen- con el Queensboro Bridge como imagen

Para saber más:
Guastavino Fireproof Construction Company
La R. Guastavino Fireproof Construction Company
Galerías temáticas. Grandes inventores. Guastavino Moreno, Rafael

También te puede interesar:
El Eixample del Raval. Un Eixample, pero en miniatura
Por el núcleo antiguo del Barrio de Sarrià

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.