BARCELONETAS: LAS PLAYERAS MADE IN BARCELONA

El barrio de la Barceloneta nació a mediados del siglo XVIII con la finalidad de reubicar a los vecinos del barrio de la Ribera, que se había demolido tras la derrota de 1714. Se construyó sobre un lugar que hasta el siglo XVII había sido una isla; la Isla de Maians. Un lugar arenoso que se fue formando por el depósito constante de sedimentos en el fondo marino, arrastrados por el río Besós. No existe constancia documental de la existencia de la isla antes del siglo XIII, pero a partir del XV ya se sabe que ocupaba la mitad de su longitud actual. La primera conexión que tuvo con tierra firme fue a traves de un dique que se construyó junto al primer puerto de Barcelona, pero que no sobrevivió a la fuerza del mar, por lo que no fue hasta el siglo XVII, con la construcción de un espigón de bloques de piedra, cuando quedó unida definitivamente a la ciudad, dando lugar al nacimiento del barrio de la Barceloneta, el barrio marinero por excelencia de Barcelona.

Pues bien, la marca de las primeras chancletas hechas en la ciudad no podía haberse elegido mejor que inspirándose en el nombre de ese barrio. Desde ayer, Barcelona no solo tiene Barceloneta, sino que también tiene sus Barcelonetas, marca que luce uno de los símbolos más identificativos de la ciudad: La «Flor de Barcelona» diseñada por Josep Puig i Cadafalch.

Barcelonetas

Las primeras Chancletas made in Barcelona

Justamente ayer, coincidiendo con su salida oficial al mercado, escuché dos comentarios que definían el espíritu de Barcelona en pocas palabras. Robándoselos a sus autoras, me los apropio y los convierto en uno solo: “Barcelona es una ciudad con piel real, pero que esconde una vertiente ficticia. Una ciudad que se muestra y que se esconde. Una ciudad dual, que te ayuda a sacar lo mejor de ti mismo”.

Pues desde ahora, y como dicen sus diseñadores: «Las Barcelonetas te permitirán que ese espíritu de Barcelona te acompañe en cada paso. Desde nuestra ciudad, a cualquier rincón del mundo», porque tendrás «Barcelona a tus pies».

Si las marcas transmitieran olores, ésta me olería a arena, a sol, a playa, a verano y a mar Mediterráneo. Tras descubrirlas, no me he podido resistir incluirlas en el blog.

Para saber más:
Barcelonetas
Barcelonetas: Barcelona a tus pies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.