ASCENSIÓN AL MATAGALLS: UNA EXCURSIÓN CON VISTAS

La provincia de Barcelona ofrece un mundo de posibilidades para disfrutar de una increíble diversidad orográfica y paisajística que no deja indiferente a nadie. En este sentido, el Parc Natural del Montseny es una de las mejores propuestas para disfrutar del día alejados del ajetreo habitual de la ciudad. Si lo tuyo es la montaña, hoy te recomiendo una excursión de lo más excepcional: la ascensión al Matagalls, el tercer pico en altitud del Montseny.

El Parc Natural del Montseny, situado unos 50km al norte de Barcelona, fue declarado Parque Natural en el año 1978 y más tarde, en el 1987, la UNESCO lo declaró Reserva de la Biosfera. Con una altura de 1.697 metros, es junto a Les Agudes (1.703 metros) y al Turó de l’Home (1.706 metros), uno de los lugares con mejores vistas sobre el territorio catalán: desde Barcelona hasta el Pirineo, pasando por Montserrat, el Parc Natural de la Garrotxa o los Cingles del Bertí.

Vistas desde la cima del Matagalls

Vistas desde la cima del Matagalls

Son diversos los itinerarios que se pueden seguir para coronar la cima en función de la dificultad y del tiempo que se quiera invertir. La más conocida es la ruta que empieza en Collfornic, pero también se puede partir desde Sant Bernat o Sant Marçal. En nuestro caso, el recorrido que escogimos es el que empieza en Sant Marçal del Montseny, desde donde sigue el tramo GR 5.2 (señalizado con marcas rojas y blancas). Es una de las vías más duras por su desnivel, con rampas iniciales de hasta un 32% de inclinación, pero las “fagedes” (bosques de hayas) que envuelven el camino lo hacen digno del esfuerzo.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

La ruta empieza en una zona de aparcamiento situada justo delante de la Taula dels Tres Bisbes, punto donde coinciden los límites administrativos de las comarcas de La Selva, Osona y el Vallès Oriental, lugar en el que en la Edad Media se reunían los obispos de los antiguos contados. También hay un conjunto de edificios formado por una iglesia románica del siglo XII y un antiguo monasterio benedictino, cuyas dependencias actualmente forman parte del hotel Husa Sant Marçal.

El inicio del recorrido es la parte más dura, con una fuerte pendiente que puede causar alguna que otra dificultad, sobretodo en invierno cuando las hojas que han caído cubren el camino y es fácil resbalar. Este primer tramo, más adelante, se suaviza y se convierte en un camino de piedras desde donde se disfruta de una espectacular vista sobre la sierra del Montseny, hasta llegar a Coll Pregon, una encrucijada de caminos, que forma un prado en medio del espesor del bosque. En el centro hay un monolito dedicado a Pau Casals, el insigne compositor catalán.

Inicio del ascenso entre fagedes

Inicio del ascenso entre fagedes

Coll Pregon camino de la cima del Matagalls

El Coll Pregon forma un magnífico llano despoblado en medio del bosque

Desde Coll Pregon parte la última ruta de ascensión a través de nuevas “fagedes” que conduce hasta la cresta del Matagalls, desde donde se puede divisar la cima, con una altitud de 1.697 metros, que coronaremos tras, aproximadamente, 1 hora y 45 minutos de marcha. La cima está señalada por medio de una cruz que, según la documentación histórica sobre la montaña, se colocó allí en 1614, aunque se ha reemplazado en diferentes ocasiones a causa de los daños que le han ido provocando las inclemencias metereológicas del lugar.

Señalización de la cima

La cruz del Matagalls marca la cima desde donde se pueden obtener magníficas vistas

"Goigs de la creu"

“Goigs de la creu”

El regreso hacia el lugar de partida se realiza deshaciendo el camino de subida.

DATOS TÉCNICOS

Tiempo de duración: 2h 30m (sin paradas)

Distancia: 8 km

Dificultad: Mediana

Desnivel acumulado: 600 metros

Cómo llegar desde Barcelona: Tomar la AP-7 hasta la salida 11 (Sant Celoni), donde se enlaza con la BV-5114, que conduce hasta el aparcamiento de Sant Marçal de Montseny. | La otra opción es coger la AP-7 hasta la salida 2, donde se enlaza con la C-17 (dirección C-25). Una vez tomada la C-25, en la salida 202 seguimos la ruta por la GI-543 dirección Viladrau, para desviarnos en la GI-5201, donde llegaremos al inicio del recorrido.

Dónde comer: Si hace buen día, la mejor opción es comer un picnic en la cima, resguardados tras las rocas para evitar el aire frío. La explanada del Coll Pregon, también es una buena opción. Si preferís hacer la ruta sin paradas, las poblaciones de los alrededores os ofrecerán típicos desayunos “de forquilla”.

Si os apetece finalizar la jornada de la mejor manera, podéis acercaros a Espinelves, Sant Hilari de Sacalm o Arbúcies y disfrutar de esos típicos pueblos de la zona del Montseny antes de regresar a casa. Una excursión ideal para pasar una excelente jornada disfrutando de la montaña, cerca de Barcelona.

La tranquilidad del Matagalls

La cumbre siempre ofrece sensación de libertad

Como curiosidad, en el barrio del Turó de la Peira está la subida de les “Escales del Matagalls”, calle que recuerda a esa montaña del Parc Natural del Montseny, no solo por el nombre, sino también por su pronunciado desnivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.